Search
Close this search box.

PORSCHE MISSION X: UN HIPERDEPORTIVO TAN BESTIAL COMO SU ESTAMPA

El Mission X es un hypercar, con puertas al estilo Le Mans, que se abren hacia arriba y hacia delante, y sistema de propulsión eléctrico eficiente y de altas prestaciones.

El Mission X es un biplaza de aspecto impresionante que exhibe lo que podría ser el deportivo del futuro, recogiendo lo mejor de los deportivos icónicos de décadas pasadas, como el 959, el Carrera GT y el 918 Spyder. Sus dimensiones compactas de 4,5 m de largo y de 2 m de ancho, con una distancia entre ejes de 2,73 metros, son similares al de Carrera GT o el 918 Spyder. Por motivos aerodinámicos, lleva ruedas de diferente tamaño, con rines de 20 pulgadas delante y de 21 pulgadas detrás.

El Mission X es un hypercar, con puertas al estilo Le Mans, que se abren hacia arriba y hacia delante, y sistema de propulsión eléctrico eficiente y de altas prestaciones. V12MAGAZINE
El Mission X es un hypercar, con puertas al estilo Le Mans, que se abren hacia arriba y hacia delante, y sistema de propulsión eléctrico eficiente y de altas prestaciones.

DISEÑO

El Mission X representa la cumbre de las prestaciones y del lujo contemporáneo. Su forma esculpida y sus líneas musculosas demuestran que los hypercars no tienen por qué parecer agresivos. La carrocería, de altura inferior a 1,2 metros, está acabada en color Rocket Metallic, una elegante pintura especialmente concebida para este prototipo. Los rines presentan detalles elaborados: las del eje trasero están dotadas de aeroblades casi transparentes, con forma de turbina. Una cúpula de cristal con un exoesqueleto de plástico reforzado con fibra de carbono se extiende sobre ambos ocupantes. Las puertas de estilo Le Mans están fijadas a los pilares A y al techo.

El Mission X es un hypercar, con puertas al estilo Le Mans, que se abren hacia arriba y hacia delante, y sistema de propulsión eléctrico eficiente y de altas prestaciones. V12MAGAZINE
El Mission X es un hypercar, con puertas al estilo Le Mans, que se abren hacia arriba y hacia delante, y sistema de propulsión eléctrico eficiente y de altas prestaciones.

ILUMINACIÓN

Llama la atención la firma lumínica del Mission X. La forma vertical de la base de los faros se inspira en el Porsche 906 o el 908, trazada hacia abajo casi llegando a la carretera. Una estructura de soporte de alta tecnología enmarca los módulos de luz LED y presenta los esbeltos elementos expuestos de las luces diurnas y los intermitentes. La parte posterior del Mission X se caracteriza por una unidad luminosa que parece flotar, donde destacan las letras Porsche transparentes e iluminadas. La escultural luz trasera emerge, como suspendida en el aire, de una moderna estructura de soporte y se extiende por toda la anchura del vehículo en cuatro segmentos. Mientras se carga, la “E” de las letras Porsche parpadea, adoptando un aire enigmático.

El Mission X es un hypercar, con puertas al estilo Le Mans, que se abren hacia arriba y hacia delante, y sistema de propulsión eléctrico eficiente y de altas prestaciones. V12MAGAZINE
El Mission X es un hypercar, con puertas al estilo Le Mans, que se abren hacia arriba y hacia delante, y sistema de propulsión eléctrico eficiente y de altas prestaciones.

INTERIOR

La atención al conductor se aprecia en la asimetría del interior y en su concepto cromático. Los dos asientos tienen colores diferentes. Aparte de los elementos de cuero en color marrón Andalucía, el asiento del conductor es de color gris Kalahari y forma una sola unidad cromática con la consola central y el salpicadero. El asiento del acompañante es de color marrón Andalucía. Otro elemento destacado se encuentra en el lado del acompañante, donde hay un sistema integrado de fijación en el tablero que permite acoplar un módulo de cronómetro. Para el Mission X, Porsche Design ha creado específicamente un cronómetro de pantalla analógica y digital. Los relojes están diseñados para su uso tanto en circuito como en rallye y pueden mostrar los tiempos por vuelta o los datos esenciales de la conducción, entre otra información.

El Mission X es un hypercar, con puertas al estilo Le Mans, que se abren hacia arriba y hacia delante, y sistema de propulsión eléctrico eficiente y de altas prestaciones. V12MAGAZINE
El Mission X es un hypercar, con puertas al estilo Le Mans, que se abren hacia arriba y hacia delante, y sistema de propulsión eléctrico eficiente y de altas prestaciones.

RELACIÓN PESO/POTENCIA

Si el Porsche Mission X pasa a la producción en serie, debería ser el vehículo homologado para carretera más rápido en Nürburgring Nordschleife. Su relación entre potencia y peso es de aproximadamente un caballo por kilogramo. Los valores de apoyo aerodinámico son muy superiores a los del 911 GT3 RS actual. Puede ofrecer una capacidad de carga significativamente mejorada con su sistema de 900 voltios y el doble de rápido en el proceso al Taycan Turbo S.

La batería está instalada en el centro, detrás de los asientos del vehículo. Esta “disposición e-core” permite centrar las masas. Al igual que en un coche con motor central convencional, esto proporciona la base para una excelente agilidad.

El Mission X es un hypercar, con puertas al estilo Le Mans, que se abren hacia arriba y hacia delante, y sistema de propulsión eléctrico eficiente y de altas prestaciones. V12MAGAZINE
El Mission X es un hypercar, con puertas al estilo Le Mans, que se abren hacia arriba y hacia delante, y sistema de propulsión eléctrico eficiente y de altas prestaciones.

LAS + RECIENTES